Archive for Mai, 2009

Villazón-Netrebko: La Boheme

8 Mai 2009

Boheme-cover

Ahora que por fin se ha confirmado la retirada de Villazón de manera temporal para operarse de un quiste en las cuerdas vocales (link de la noticia), parece que empieza a tranquilizarse o a despejarse la tormenta que tenía al cantante mexicano en el ojo del huracán.

Hace dos posts, defendía su disco de Haendel a partir de sus grandes meritos como artista, y en este post quiero reafirmar lo dicho presentando su Rodolfo.

La casa alemana del sello amarillo ha tenido gran olfato y aprovechando el gran tirón de la pareja Villazón-Netrebko, sacó el año pasado la enésima grabación de La Boheme. La pregunta es ¿era necesaria otra grabación de La Boheme? La respuesta es claramente que no, habiendo como hay referencias en estudio y en directo difícilmente superables. Ahora ¿se justifica la grabación? Sí, por el extraordinario Rodolfo de Villazón y la magníca dirección de Bertrand de Billy.

Villazón pone al servicio del personaje todas sus mejores armas: voz de timbre calidísimo, fraseo apasionado y rico en matices y, lo más importante y lo que convierte a un buen cantante en un divo, carisma, empatía con el personaje y comunicatividad. No hay momentos de flaqueza vocal, y eso que en abril del 2007 empezaban sus problemas vocales que motivaron su primera retirada de los escenarios, y si mucha emoción.

“Che gelida manina!” Fragmento de la versión cinematográfica de “La Boheme” de G. Puccini. Rolando Villazón, Bertrand De Billy (hay que subir un poco el volumen)

Por su parte la Netrebko es una Mimi un tanto extraña. Su voz no posee ni la luminosidad ni la italianidad de las grandes Mimis (Freni, Tebaldi, Caballé,…) Tiene una voz bella, sí, pero demasiado apagada. Además, tiene algunos detalles técnicos discutibles, como respirar en medio de las palabras y esa extremada prudencia en el ataque al agudo, que le quitan espontaneidad a la línea de canto. En cuanto a la construcción del personaje, su Mimi no es convencional, imponiéndole un carácter más fuerte. Sus mejores momentos están en el tercer acto.

El Marcello y la Musseta de Boaz Daniel y Nicole Cabell aportan la juventud que los personajes requieren y unas voces adecuadas, al igual que el resto de sus compañeros bohemios, en un reparto que no contiene grandes nombres, a beneficio de las megastars.

En cuanto a la prestación orquestal hay que quitarse el sombrero ante la sobresaliente actuación de la Orquesta de la Radio Bávara, con un sonido excelente, y la detalladísima y muy lírica dirección de Bertrand de Billy (al que se le empieza a echar de menos en el Liceu visto el puff de su substituto).

 G.Puccini – LA BOHEME (CD1 parte 1,2 y 3. CD2 parte 1,2 y 3)

Mimi : Anna Netrebko (soprano)

Rodolfo : Rolando Villazon (tenor)

Marcello : Boaz Daniel (baritone)

Musetta : Nicole Cabell (soprano)

Schaunard : Stephane Degout (baritone)

Colline : Vitalij Kowaljow (bass)

Benoit, Alcindoro, Un doganiere : Tiziano Bracci (bass)

Chor des Bayerischen Rundfunks

Kinderchor des Stadttheaters am Gartnerplatz

Symphonieorchester des Bayerischen Rundfunks/Bertrand de Billy

rec. live, Philharmonie im Gasteig, April 2007

Opera from the Met: La Traviata (31-10-2008)

8 Mai 2009

TRAVIATA_Harteros_as_Violetta_0077

Había oído hablar muy bien de la soprano alemana Anja Harteros pero nunca la había escuchado, con lo que cuando me hice con esta retransmisión enseguida la puse en la lista de las audiciones prioritarias, y la verdad es que ha sido bastante decepcionante.

No quiero decir que sea una mala cantante, sino que no es una Violeta aceptable (almenos en esta función). Violeta es un personaje para una soprano capaz de manejarse con las agilidades de la primera escena, defender con lirismo el segundo acto y arrebatar con dramatismo en el último, y la Harteros, que en principio y por el tipo de voz que tiene, de soprano lírica pura, debería salvarse  en el principio, lucirse en el segundo y defenderse en el final, no consigue estar a la altura hasta la escena final.

En el primer acto empieza fría, con un Brindis desdibujado, en el dúo “Un di, felice…” no está ajustada (tampoco le ayuda el Alfredo de Giordano) y en su gran escena “E strano,…..Sempre libera” empieza con dudas y acaba a gritos y sufriendo en las coloraturas y en las ascensiones al agudo.

En el segundo acto, que debería bordar, encuentra más comodidad en la emisión de las notas, mejorando la impresión vocal, pero la lectura es planísima, aburrida, quizás despistada por el desastre canoro del Germont de Lucic.

En el último acto defiende con sentimiento el “Addio del pasato..” y acierta en el acento del resto de la escena con un “Parigi, o cara” que es lo mejor de la función.

El Alfredo de Massimo Giordano solo se justifica porque estuviera enfermo porque sino no se entiende que un tenor sin voz (o sin técnica) cante en el Met. El timbre es de tenor lírico, pero no se puede saber si con buenos recursos o no porque toda la función está peleándose con flemas y sonidos roncos. En su aria “De miei volenti spirito…” acaba casi afónico, y la cabaletta es un suplicio para el cantante (gritando como un poseso) y para el oyente. Una lástima.

Lo de Zeljko Lucic es lo más penoso de todos, posee una voz de barítono bella y recia pero una nula técnica. En una misma frase las notas se le quedan atrás o las entuba o pierde la impostación. Un desastre.

Los coprimarios son justitos (el tenor que hace de Gaston está horrible), y lo único que se salva es la adecuadísima dirección del siempre acertado Paolo Carignani, del que como ya podimos comprobar en el Liceu hace años con su Macbeth y esta temporada con el Simon Boccanegra, se confirma como un gran director verdiano.

Giuseppe Verdi (1813-1901) : La Traviata (1853)(Link de descarga)

Anja Harteros (soprano) : Violetta Valéry

Massimo Giordano (tenor) : Alfredo Germont

Zeljko Lucic (barítono) : Giorgio Germont

Theodora Henslowe (mezzo-soprano) : Flora Bervoix

Kathryn Day (soprano) : Annina

Eduardo Valdes (tenor) : Gaston de Letorières

John Hancock (barítono) : Barone Douphol

Louis Otey (bajo) : Marchese d’Obigny

Paul Plishka (bajos) : Dottore Grenvil

Juhwan Lee (tenor) : Giuseppe

John Shelhart (bajo) : Commissionario

The Metropolitan Opera Chorus and Orchestra

Director: Paolo Carignani