Archive for Juliol, 2009

Mi primer Samson

30 Juliol 2009

saintsaens_samson

Corría el año 1991 cuando empecé mi primera colección de óperas (“Óperas Famosas” de Orbis-Fabri). Un par de años antes, en 1989, recién entrado en el instituto, las audiciones de la clase de música y el ánimo de mi tío y mi primo mayor me habían introducido en la música clásica, y mientras otros amigos dedicaban su paga semanal a cosas normales de adolescentes yo cada dos sábados me dirigía al Corte Inglés a comprarme un casete, por el módico precio de 875 pesetas, de las reediciones económicas como la Galleria de DG o la Ovation de la Decca.

He de reconocer que no me interesaban tanto las versiones ni si eran obras básicas del repertorio. El aprendizaje era bastante caótico y pasaba de Bach a Rachmaninoff sin mucho criterio pero con bastante suerte. La ópera no me interesaba nada en absoluto porque tenía en la cabeza los típicos prejuicios de los que no tienen ni idea de que va este mundo (para las élites, gordos dando gritos,….), pero el dependiente de la sección de música clásica, que me había cogido cariño, me insistía: “… escucha esto, no te arrepentirás”. Y finalmente caí.

No tenía dinero suficiente para comprarme un cofre con una ópera entera (valían unas 5000 pesetas, y en casete, que en mi casa no había reproductor de CD, ni lo hubo hasta que lo compré con mi primer sueldo en un trabajo formal, en el año 1992), así que compré una cinta de extractos de la ópera Cosi fan tutte, de Mozart dirigida por Karl Böhm (sí, ese fue mi primer contacto con la ópera).

Creo que escuché esa cinta unas veinte veces en una semana del impacto y la fascinación que me causó. No había oído música más genial de Mozart. No os tengo que explicar que dos sábados después me compre una cinta de fragmentos del Don Giovanni y, por suerte para mi, en la genial versión, de Giulini (cabe decir que no tenía ni idea de quien eran los cantantes), y evidentemente todavía me quedé más impresionado. Y a partir de ese momento empieza la historia de mi perdición por este maravilloso género.

Esas mismas navidades cayó la primera ópera completa: AIDA en la versión de Sony del Met con Domingo, Millo, Zajick, Ramey,….. Y en el mismo enero empezó la colección en los kioskos. La formaban, si no recuerdo mal, 33 obras extraídas de los fantásticos catálogos de la EMI y de la RCA, con versiones referenciales (muchas) y otras más pasables, pero con un nivel de calidad medio bastante alto. Las óperas iban acompañadas de libros con unas introducciones a la obra y autor muy interesantes y con el libreto bilingüe. Bueno pues en una de esas entregas estaba este Samson.

Si soy sincero he de decir que lo único que me llamó la atención la primera vez que lo escuché es que había trozos que parecían más un oratorio (sobretodo en el primer acto) y que en el último acto había un ballet famosísimo. Así que pasó a ocupar su lugar en la estantería para coger polvo. No fue hasta muchos años después, 1997, y por culpa de unos pases en cine para celebrar el 150 aniversario del Liceu (que estaba reconstruyéndose después del incendio) que la obra no me enganchó. En los pases se daban fragmentos de funciones del Liceu, y entre ellos dieron todo el dúo final del segundo acto en las míticas representaciones que protagonizaron en el Liceu Plácido Domingo y Agnes Baltsa. Vaya subidón!!!

Samson es una obra que entra por los oídos con una facilidad pasmosa. Las melodías son hipnotizadoras, sobretodo las de Dalila, todo un bombón para las mezzos. Por el contrario, el papel de Samson es para un tenor heróico, lleno de fuego y pasión (tanto en las soflamas religiosas al pueblo como por la atracción por Dalila). La orquesta y coros se han de lucir, porque la orquestación es muy rica y las escenas corales abundan.

La versión en cuestión cuenta con dos protaginistas de lujo: la grandísima Christa Ludwig que crea una Dalila de canto perfecto y voz carnosa; y el magnífico James King que posee el tipo de voz heroica perfecta para el papel. Pero la versión falla en que le falta garra, falta química entre los cantantes que se limitan a cantar, aunque maravillosamente bien, sin que salten las chispas que otras versiones si poseen (Domingo-Obrastzova o Domingo-Meier, por ejemplo). La dirección de Patané es aseada, pero lejos de la brillantez, con unas masas de la Radio Muniquesa que responden con eficacia.

SAMSON ET DALIDA (Parte 1, 2 y 3)

Dalila – Christa Ludwig

Samson – James King

Grand Prêtre de Dagon – Bernd Weikl

Abimélech – Alexander Malta

Premier Philistin – Albert Gassner

Second Philistin – Peter Schranner

Un vieillard hébreu – Richard Kogel

Un messager philistin – Heinrich Weber

Coro de la Radio de Baviera-Orquesta de la Radio de Munich-Giuseppe Patané

Una Traviata excelente

27 Juliol 2009

Traviata-Sills

La neoyorquina Beverly Sills (Brooklyn, 1929) cantó a lo largo de su carrera innumerables funciones de La Traviata, papel que debutó con solo 22 años cuando trabajaba en la Charles Wagner Opera Company en gira por toda Norteamérica y Violetta es uno de sus papeles emblemáticos. Cuando grabó esta versión al inicio de los 70s conocía la parte como la palma de su mano.

Si bien la Sills no era una soprano dramática de coloratura (a lo Callas) aportaba al rol más drama, detalles y colores que otras famosas Violettas (véase Sutherland o Moffo). Su encanto y brillantez en el primer acto son innegables culminando un “Sempre libera” maravilloso en coloraturas y agudos. En el segundo acto, junto al Giorgio Germond de Panerai, el canto es más lírico y muy bellamente fraseado (casi tan bello como la Caballé), en un dúo que quizás sea lo mejor que le he escuchado a la Sills nunca, con un “dite alla giovine” tan desgarrador como etéreamente lírico. Pero el completo triunfo de la Sills, aunque parezca mentira, está en el cuarto acto, donde aporta una intensidad tremenda al personaje con una voz que suena vulnerable y frágil.

El Alfredo de Gedda es otra razón para tener muy en cuenta esta Traviata. La voz ya había pasado su mejor momento, sin todavía estar en franco declive, pero el papel no tiene ningún escollo que el elegante fraseo y perfecta técnica del tenor no puedan solventar sin problema. En “De mie bollenti spiriti” parece que la línea y la voz se ajusten exactamente al texto, y la cabaletta “O mio rimorso” está cantada como nadie y rematada con un do espectacular. En el tercer acto oscurece la voz y en el cuarto acto remata la actuación con una excelente prestación en el dúo “Parigi o cara”

Rolando Panerai, que ya era todo un veterano, es un notable Germont. Este señor representa el cantante de ópera de la vieja escuela que siempre sabe lo que canta y lo hace con rigor. Panerai, además, tiene la ventaja de que es un notable intérprete, con lo que a su buena labor vocal se le une una magnífica caracterización. En el dúo con Violetta se muestra severo, sin artificios, en “Di Provenza” es paternal sin llegar a lo cursi, y en la última escena de la ópera refleja en su canto la culpabilidad como pocos.

El italiano Aldo Ceccato hace una lectura sin amaneramientos, ni frivolidades, y lo más importante, sin cortes. La captura de las voces es excelente mientras que la de la orquesta es un poco saturada (como de iglesia).

Es una excelente Traviata con un gran elenco de cantantes, ¿qué más se puede pedir?

(CD01, CD02)

Un Parsifal breve

23 Juliol 2009

Carátula Frontal

A veces el refrán “lo bueno si breve, dos veces bueno” alcanza toda su realidad en las cosas más inesperadas. Es el caso de este Parsifal que apenas dura 3 horas y 40 minutos (50 minutos menos que el mítico de Kna en Bayreuth!!!!).

Esta versión es una aproximación interesantísima a Parsifal, con sus fortalezas y sus debilidades. Los tiempos, comparados con los habituales o tradicionales, son muy rápidos y a veces oscurecen las maravillas del trabajo de orfebrería (un mundo riquísimo de micro-estructuras musicales) que Wagner consiguió en la orquestación, y que solo en las grabaciones mejor grabadas y más lentas se detectan como en la mítica de Kna del 1962 o la más reciente de Goodall de 1984. El enfoque de la obra que imprime Boulez deja de ser contemplativo y místico y se centra en dar un pulso más dramático a los acontecimientos y a las narraciones. Hay más sufrimiento (notable narración de Amfortas), más carnalidad (en el segundo acto) y más opresión (la intervención de Titurel exigiendo a su hijo la consagración del Grial es maravillosa). Podemos decir que Boulez hace que la obra aterrice en el mundo de los humanos y sus pasiones, alejándolo del misticismo en que tradicionalmente se envuelve la obra.

Con respecto a las prestaciones vocales, dominada por cantantes anglosajones, destacan el soberbio Parsifal del magnífico James King (este tenor es uno de los grandes heldentenores de todos los tiempos, y hay que empezar a reivindicarlo más), con una timbre bello, un fraseo maravilloso (musical y lleno de matices) y unos medios vocales (tanto en el agudo como en el grave) notabilísimos. Destacadísimos también el Gurnemanz de Franz Crass (voz muy poderosa y bien manejada), el Amfortas de Stewart y la Kundry de Gwyneth Jones (mejor cuando canta por encima del mezzoforte, y muy anecdótico el grito al inicio del tercer acto, más horripilante que creible).

La grabación tiene un sonido nitidísimo (es un directo) y recoge a las masas del festival de Bayreuth en muy buena forma. El coro está dirigido por el gran Wilhelm Pitz en una de sus últimas actuaciones y es destacable la claridad y expresividad que consigue (se palpa el horror cuando aparece el cuerpo de Titurel).

Lo dicho, un muy notable Parsifal con una visión más teatral del drama wagneriano, y con la ventaja (o inconveniente?) de que cabe en tres cds.

Richard Wagner (1813-1883) – Parsifal (CDs)

Parsifal – James King

Kundry – Gwyneth Jones

Gurnemanz – Franz Crass

Amfortas – Thomas Stewart

Klingsor – Donald McIntyre

Titurel – Karl Ridderbusch
Chor und Orchester der Bayreuther Festspiele -Pierre Boulez-Rec. Bayreuth, 1970

Preparant la Turandot

23 Juliol 2009
Foto: Bofill

Foto: Bofill

Aquesta vegada si que arribo tardíssim, abans d’ahir es va estrenar la reposició de la Turandot en producció dirigida per la Núria Espert, i vaig assistir.

Aquestes Turandots estan fora d’abonament i són el ja tradicional bolo de juliol del Liceu més cara al públic turista (això no vol dir que amb cantants més dolents, com es va comprovar amb l’excel·lent Don Giovanni de l’any passat), on es reposa una producció pròpia del Liceu d’algun títol dels més populars, cara a amortitzar-les i suposo que a fer caixa.

La funció inagural d’ahir em va agradar en línies generals, sobretot em va sorprendre gratament la Liu de l’Arteta, que mai ha sigut santa de la meva devoció.

La producció de l’Espert va guanyant amb els anys (és la tercera vegada que la veig) i si quan es va fer semblava kitsch i de restaurant xinés, la comparació amb les produccions que s’han fet al Liceu aquests anys la fan vistosa i atractiva (no hi ha xorrades, excepte el final, i sí canvis d’escena, moviment de cor, canvis de vestuari, i això, vist el que es veu normalment, és un gran valor afegit).

Vist aquests comentaris anem a l’obra, i com sempre aprofitem el que recull la pàgina web del Liceu:

 “Drama líric en tres actes.

Llibret de G. Adami i R. Simoni sobre una faula de Carlo Gozzi (1762) basada en Les mil i una nits. Música de Giacomo Puccini. Escena final acabada per Franco Alfano. Estrenat el 25 d’abril de 1926 al Teatro alla Scala de Milà. Estrenat al Gran Teatre del Liceu el 30 de desembre de 1928.

En Turandot, Puccini volgué crear una òpera grandiosa en la qual l’impacte sobre l’espectador fos, de fet, més sensorial que no racional i es basés més en l’atractiu formal –la sumptuositat i l’audàcia de la fantasia— que no pas en la utilitat referencial de la informació; més en els símbols que no en la versemblança de l’estampa oriental. Amb la seva darrera òpera, Puccini canvià d’estètica, si més no d’estètica literària. De fet, tot el món artístic havia canviat des de feia més de vint anys i havia adoptat diverses fórmules que poden identificar-se amb els noms de modernisme, impressionisme o simbolisme. El fenomen responia al canvi que s’havia produït en l’art occidental, que havia deixat de situar el mèrit artístic en el retrat exacte de les coses per trobar-lo en la fantasia i la imaginació de l’artista; que havia abandonat la voluntat de fer de l’art un revulsiu ètic sobre les consciències per valorar-lo per la seva capacitat de suggerir un estat d’ànim o una impressió que commogués la sensibilitat; que havia substituït el retrat realista per l’ús de la realitat com a símbol d’estats d’ànim indefinibles. El resultat és una obra mítica, misteriosa i sensual, impregnada d’una litúrgia fastuosa, a la qual contribueix la imatge occidental d’un Orient vist com un indret inexplorat, feréstec, cruel, hostil i fascinant.”

ARGUMENT

L’acció transcorre a la ciutat imperial de Pequín, la princesa Turandot protegeix la seva virginitat amb un jurament: solament es casarà amb l’home de sang reial que resolgui tres enigmes que ella mateixa dictarà. Qui ho intenti i no els resolgui morirà.

El príncep Calaf, fill del vell rei tàrtar destronat Timur, que també es troba a Pequín acompanyat per la bella i fidel Liù, se sent fascinat per Turandot i presenta la seva candidatura a desgrat de les advertències del seu pare. Calaf, el nom del qual ningú no coneix a Pequín, aconsegueix desxifrar els enigmes, però la princesa xinesa es nega a acceptar-lo i prega l’emperador que la deslliuri del jurament, Calaf li diu que només la vol plena de desig i no a la força. El jove li dóna una darrera oportunitat. Ara, però, és ell qui proposa l’enigma: que l’endemà sàpiga el seu nom.

Acte I

Es prepara l’execució del príncep de Pèrsia, que no ha passat la prova dels tres enigmes dictats per Turandot. Entre la multitud hi ha Calaf i el seu pare, Timur, vell rei tàrtar destronat, que és guiat per la seva jove esclava Liù. Tots tres són a Pequín en l’anonimat més estricte. Quan la lluna ja és alta, la mateixa Turandot ordena, amb un gest sec, l’execució del jove persa. En veure la princesa cara a cara, Calaf se n’enamora i decideix sotmetre’s a la prova dels enigmes.

Acte II

Els tres ministres imperials, Ping, Pang i Pong, lamenten la decadència del país i anhelen que Turandot descobreixi l’amor. Una marxa anuncia l’inici de la cerimònia dels enigmes, abans de la qual Calaf, el príncep desconegut, respon tres vegades a l’Emperador que vol sotmetre’s a l’arriscada prova. El jove candidat resol satisfactòriament els tres enigmes dictats per Turandot, però la princesa no vol acceptar la seva derrota i demana pietat al seu pare, que li ordena submissió a la llei. Però Calaf solament la vol amb la condició, essencial, del seu desig. El jove li dóna una darrera oportunitat de defensar la seva virginitat: si ella endevina l’enigma del seu nom abans de l’alba, ell morirà com una víctima més de la seva crueltat.

Acte III

Turandot ha ordenat que ningú no dormi a Pequín mentre no es descobreixi el nom de l’estranger. Timur és a punt de ser torturat per haver estat vist amb Calaf, però Liù el salva oferint-se ella mateixa al martiri, enfortida –com diu a Turandot- per l’amor que li professa. Quan el botxí compareix, la tendra esclava se sent incapaç de patir més i se suïcida. Per fi, resten sols Calaf i Turandot, la fredor de la qual es fon davant el primer petó que rep. Calaf li confessa el seu nom i es posa en les seves mans. Davant tothom, Turandot declara que coneix el nom de l’estranger: “Amor”. Turandot cau en braços de Calaf i el poble els aclama.

TURANDOT – Nilsson-Corelli-Freni-Mehta-1966 (CDs)

Turandot-Met66

Turandot……………..Birgit Nilsson

Calaf………………….Franco Corelli

Liù…………………….Mirella Freni

Ping…………………..Theodor Uppman

Pang………………….Robert Nagy

Pong………………….Charles Anthony

Timur…………………Bonaldo Giaiotti

Chorus & orchestra Metropolitan Opera- Director: Zubin Mehta-Live1966

 Aquesta és una de les típiques funcions dels anys seixanta amb el tandem d’or Nilsson-Corelli com a protagonistes. He escollit aquesta en concret per la molt notable Liu d’una joveníssima Freni i per la magnífica direcció del mestre Mehta.

TURANDOT – Marton-Carreras-Ricciarelli-Maazel-1983

turandot-Viena

Turandot……………..Eva Marton

Calaf………………….José Carreras

Liù…………………….Katia Ricciarelli

Timur…………………John-Paul Bogart

Chor und Orchester der Wiener Staatsoper- Director: Lorin Maazel-Live1983

Aquesta versió en viu té molts punts forts, on els més destacats són la meravellosa princesa d’una rutilant Eva Marton, el calor i passió del Calaf d’un Carreras entregadíssim, l’espectacular prestació dels cossos estables de l’Òpera de Viena i la calidesa de la toma en directe (sense prejudici de la qualitat de l’audio).

DISC 01:  Part 1, 2 i / DISC 02: Part 1, 2 i 3

FUNCIONS AL GRAN TRATRE DEL LICEU

Giacomo Puccini: Turandot 21, 22, 24, 25, 27, 28, 29, 30 i 31 de juliol

Duració: Acte I-35 min / Entreacte-30 min / Acte II-45 min/ Entreacte-20 min / Acte III-40 min (Total: 3 hores)

Direcció d’Escena Núria Espert Escenografia Ezio Frigerio Vestuari Franca Squarciapino Il·luminació Vinicio Cheli

Coproducció: Gran Teatre del Liceu/ ABAO

Direcció musical: Giuliano Carella

Turandot: Guleghina/Lukacs/Shafajinskaia

Calaf: Berti/Tanner/Armiliato

Liù: Arteta/Amsellem/Dessi

Timur: Palatchi/Giuseppini

Ping: Bermúdez

Pang: Santamaría

Pong: Esteve Madrid

David Daniels-Haendel Operatic Arias

22 Juliol 2009

capa

Tal i com us comentava al post del disc de Heroes de Vivaldi del Jaroussky, el David Daniels és un altre dels pocs contratenors que puc suportar escoltar, i una altra vegada es déu a l’excel·lència del seu cant i al domini absolut de la tècnica del falset, que permet que la seva veu flueixi amb una naturalitat i un puresa en l’emissió extraordinària.

En aquest disc, que ja té uns anyets, Daniels ens mostra, a manera de carta de presentació i mitjançant les fabuloses àries que Haendel va escriure pels grans divos castrati de la seva època, totes les excel·lències del seu cant. Des del recolliment i la bellesa contemplativa de les maravelloses “Ombra mai fù” a les vertiginoses pirotècnies del “Venti, turbini” del Rinaldo.

Està ben acompanyat per Norrington i l’Orquestra de l’Edat de la Il·lustració, amb temps potser més lànguids dels que a mi m’agradaria, però en benefici del lluïment del cantant, que fa autèntiques demostracions de fiato.

 Un disc que s’escolta tot sol.

 David Daniels-Haendel Operatic Arias (CD)

 01. Serse (Xerxes), opera, HWV 40: Frondi tenere

02. Serse (Xerxes), opera, HWV 40: Ombra mai fù

03. Giulio Cesare in Egitto, opera, HWV 17: Va Tacito e nascosto

04. Giulio Cesare in Egitto, opera, HWV 17: Al lampo dell’ armi

05. Giulio Cesare in Egitto, opera, HWV 17: Dall’ ondoso periglio

06. Giulio Cesare in Egitto, opera, HWV 17: Aure, deh, per pietà

07. Tamerlano, opera, HWV 18: A dispetto

08. Ariodante, opera, HWV 33: E vivo ancora

09. Ariodante, opera, HWV 33: Scherza infida

10. Giulio Cesare in Egitto, opera, HWV 17: Cara speme

11. Giulio Cesare in Egitto, opera, HWV 17: L’angue offeso

12. Rodelinda, regina de’ Langobardi, opera, HWV 19: Pompe vane di morte

13. Rodelinda, regina de’ Langobardi, opera, HWV 19: Dove sei, amato bene?

14. Rodelinda, regina de’ Langobardi, opera, HWV 19: Vivi, tiramo

15. Rinaldo, opera, HWV 7: Cara sposa, amante cara

16. Rinaldo, opera, HWV 7: Venti, turbini

 Orchestra of the Age of Enlightenment – Sir Roger Norrington

Keenlyside el cuentacuentos

13 Juliol 2009

Keenlyside

El sorprendente barítono británico Simon Keenlyside se embarcó con este recital grabado en 2006 en una estimulante aventura musical. Además de demostrar sus dotes dramáticas y vocales desde Papageno hasta Hamlet, escribió el ensayo del libreto del CD y lo ilustró con dibujos. Tal como explica, la razón que se esconde detrás de la selección de las arias es “to make a record of my little life, my  short turn in this wonderful musical adventure”.

La voz de Keelyside es densa y granulada, con poco metal en el agudo, pero es extremadamente flexible y está muy bien trabajada técnicamente (buenos reguladores). Además es un intérprete concienzudo y aporta muchos colores a sus interpretaciones, que siempre son variadas y llenas de fuerza.

El disco comienza con la celebérrima Largo al Factotum del Barbiere, que como nos recuerda “its pyrotechnical dificultéis can never be taken for granted”. Esta y el Ein Madchen de Papageno son los dos momentos más ligeros del disco, el resto suponen un equilibrio entre el sufrimiento, la deseperación y la amargura.  En la rama más contemplativa encontramos la Vision fugitive de Herodiade y la canción de la estrella de Wolfram (Tannhäuser). Entre las rarezas se incluyen el aria de Allazim de la Zaide mozartiana, y un fragmento de L’Arleciana de Cilea, que graba en tributo a Titio Gobbi, del que confiesa tomar ejemplo. La mayor sorpresa viene en las arias verdianas, con Keenlyside sacando petróleo con los colores más oscuros de su voz. El Eri tu es realmente excelente (muy torturado), e incluso en Di Provenza destaca por el acierto del enfoque.

Ulf Schirmer acompaña al cantante junto con la orquesta de la radio muniquesa, en un excelente recital que gano el premio Gramophone del año 2007 en la categoría de mejor recital.

Simon Keenlyside – Tales of Opera (CD, contraseña: iceshoweronfire )

 01. GIOACCHINO ROSSINI : IL BARBIERE DI SIVIGLIA : Largo al factotum della citta 02. GIOACCHINO ROSSINI : GUILLAME TELL : Sois immobile

03. JULES MASSENET : HERODIADE : Vision fugitive

04. GIUSEPPE VERDI : DON CARLO : Per me guinto e il di

05. GIUSEPPE VERDI : UN BALLO IN MASCHERA : Eri tu che macchiavi quell’ anima 06. GIUSEPPE VERDI : LA TRAVIATA : Di provenza il mar

07. AMBROISE THOMAS : HAMLET : O vin, dissipe la tristesse

08. VINCENZO BELLINI : I PURITANI : Ah! Per sempre io ti perdei

09. W.A. MOZART : ZAUBERFLOTE : Ein Madchen oder Weibchen

10. RUGGIERO LEONCAVALLO : PAGLIACCI : Si puo, si puo

11. FRANCESCO CILEA : L’ARLESIANA : Come due tizzi accesi

12. PETER TCHAIKOVSKY : PIQUE DAME : Ja vas ljublju

13. W.A. MOZART : DON GIOVANNI : Dah vieni alla finestra

14. W.A. MOZART : ZAIDE : Nur mutig, mein Herze, versuche dein Gluck

15. RICHARD WAGNER : TANNHAUSER : Oh, du mein holder Abendstern

Münchner Rundfunkorchester- Ulf  Schirmer

Kozena canta Vivaldi

13 Juliol 2009

15_vivaldi_

La Kozena graba recitales como churros para el sello amarillo. Esta joven (36 años) mezzo-soprano? checa, pareja del gran director Simon Rattle, es una de las cantantes más mimadas por el disco de los últimos años, y se le considera especialista en el repertorio barroco (mucho Bach) y clásico (Mozart y Gluck). Se dedica casi en exclusiva a los recitales, siendo casi nula su actividad en los escenarios de ópera.

La Kozena canta como los ángeles con una voz muy cristalina y muy bien emitida, la voz no es grande dando la sensación de que el volumen es bastante escaso (incluso en grabación en estudio, lo que puede explicar su renuncia a los teatros). El timbre es bastante sopranil y la técnica es correcta tanto en las agilidades como en el control de la respiración.

Los méritos de la soprano (perdón, mezzo) residen en el exquisito gusto en la línea y la pureza del sonido, que resultan siempre en versiones casi de orfebrería, con gran atractivo para el oyente.

El disco que tratamos es el último recital que ha publicado la cantante y en él hace una selección de piezas de oratorios y óperas del maestro Antonio Vivaldi. Como es costumbre en la actualidad, el disco es la base para la próxima gira de recitales de la cantante, y llegará el Liceu en octubre de este año.

A mi el disco no me ha entusiasmado, si bien todo está muy bien cantado y grabado, lo he encontrado monótono y falto de empuje. Las interpretaciones de las diferentes arias son todas muy lánguidas, poco variadas en lo expresivo, con lo que en la cuarta aria no sabes si todavía está cantando la tercera. Ni siquiera remonta en piezas más enérgicas como la complicadísima Nel profundo, donde defiende las agilidades pero hay poco riesgo en el da capo (lejísimos de versiones como las de la Horne o la Podless, que son de auténtico vértigo).

Le acompañan, como en su anterior recital de Haendel, la Venice Baroque Orchestra dirigida por Andrea Marcon, con un buen sonido barroco pero bastante anestesiados (quizás contagiados por la languidez de la soprano).

En fin, n-ésimo recital de la Kozena, menos acertado de lo que es normal en ella. 

MAGDALENA KOZENA – VIVALDI (Partes 1, 2, 3 y 4)

1. Sonno se pur sei sonno de Tito Manlio, RV738

2. Armatae face et anguibus de Juditha triumphans devicta Holofernes barbarie, RV644

3. Solo quella guancia bella de La verita` in cimento, RV739

4. Gelido in ogni vena de Farnace, RV711

5. Tornar voglio al primo ardore de Arsilda, regina di Ponto, RV700

6. Misero spirto mio de Ottone in villa, RV729

7. Nel profondo de Orlando Furioso

8. Forse, o caro, in questi accenti de Farnace

9. Cara sorte di chi nata de La verita’ in cimento

10. Ho il cor già lacero de Griselda, RV718

11. Non mi lusinga vana speranza de L’incoronazione di Dario

12. Lo stridor, l’orror d’ Averno de Orlando finto pazzo, RV727

13. L’Orlando Finto Pazzo : Qual favellar?…Anderò, volerò, griderò

14. Mentre dormi amor fomenti de L’Olimpiade

Venice Baroque Orchestra – Andrea Marcon