Montserrat Caballé al Liceu: Un ballo in maschera de Giuseppe Verdi (gener de 1973)

25 Abril 2010

Durant la Temporada 72-73 Montserrat Caballé va interpretar tres papers diferents al Liceu. Com a inici de la Temprada el Teatre programà una Adriana Lecouvrer, al gener aquestes funcions de Un ballo in maschera i unes setmanes després la Norma. En les tres va estar estupendament acompanyada ja que el seu Marizio va ser Josep Carreras, Riccardo el Plácido Domingo i Adalgisa i Pollione van ser la Berini i el Bruno Prevedi.

Aquestes funcions suposaven la primera col·laboració conjunta de la parella Caballé-Domingo al Liceu. Els dos ja eren estrelles consagrades si bé al Teatre, on la soprano cantava de manera ininterrompuda des de la temporada 61-62, el tenor madrileny havia cantat molt poc, debutant a la casa a la temporada 65-66 amb un programa d’òperes mexicanes, i havent esclatat definitivament en unes memorables funcions de la Manon Lescaut amb la Zeani la temporada 71-72, i amb un notable Andrea Chenier just uns dies abans d’aquestes funcions del Ballo. Durant els anys 70, Domingo va esdevenir un dels puntals del teatre barceloní, i amb la soprano van regalar als espectadors nits memorables en l’Aida, I vespri siciliani i L’Africana.

El repartiment es completava amb una altra figura internacional: el baríton nord-americà Cornell MacNeil.

Llegim la crònica que feia Solius per a La Vanguardia el 11 de gener de 1973.

——————————- 

UN BALLO IN MASCHERA

Esta, última reposición del Gran Teatro del Liceo, en el punto máximo de la temporada, representaba asimismo, la más alta aspiración para los aficionados a la ópera, los cuales venían especulando largamente en su reparto literalmente fabuloso. En el drama verdiano, incluso al margen de estos títulos fuera de serie como un Otello o un Falstaff, hay siempre cierta extraña capacidad de penetración en la hondura psicológica de los personajes y en el contexto humano de ía situación. Situaciones que parecerían bordear la inconsistencia de la mayoría de los libretos de ambiente histórico de sus predecesores y que en Verdi quedan totalmente redimidas por obra de su inagotable vena de invenciones en todos los planos musicales. Porque no se trata solamente de aquella tan aireada capacidad de invención de la línea melódica justa y perfecta, siempre sorprendente, para cada instante y cada personaje. Está también aquella extrema seriedad en el oficio que eleva la orquesta y sobre todo la trabazón interna de la obra a una superior unidad característica.

En versiones estelares como la que hoy ocupa este comentario es precisamente cuando llega a calarse más hondo en la trascendencia de la creación verdiana, considerada bajo e| punto de vista de su interés dramático. Esa verdadera tragedia del amor, la amistad, la fidelidad y la duda nos ha alcanzado a vivir con una fuerza tal, que dudamos hubiese sido igualada en otras versiones de antaño. Y aun a pesar de que a última hora la fatalidad parecía volver a cernirse sobre el éxito de la representación.

Noticias de una reciente y banal pero fastidiosa indisposición de Montserrat Caballé, rumores asimismo de afección gripal de Plácido Domingo, confirmados oficialmente antes de iniciarse la representación y visible baja forma en la primera salida de Cometí Mac. Neil, con primeras reacciones de impaciencia en el último piso del teatro. Todo parecía pues abocado a una representación cautelosa, sin manifestación franca de facultades y un resultado final de nivel intrascedente. Pero todo se desarrolló de la mejor manera posible con estos grandes divos, o sea a una altura excepcional del éxito memorable.

Nuevamente es forzoso comenzar por la actuación de Montserrat Caballé, contra la que no parecen existir dificultades, indisposiciones o fatiga, antes al contrario parecen actuarle de estimulante. La Caballé con mejor y más voz que nunca, con unos graves amplios y bellísimos y su legendario fíato tan patente en los agudos, se produjo con aquella característica seguridad en todas las regiones.de su registro. He aquí un papel sumamente dramático que no excluye los momentos del más delicado lirismo. Y es forzoso hablar también inmediatamente de Plácido Domingo para poder hacer alusión cumplida a la escena cumbre de la ópera, el dúo de amor del tercer acto.

Respecto del citado tenor, es posible que su actuación estuviese afectada por una ligera contención cautelosa en vista de su gripe de turno, en todo caso más psicológica y de prudencia en el transcurso de los papeles de menor trascendencia. Pero en el momento oportuno y durante todas las grandes escenas no pareció existir la menor restricción respecto de su rendimiento arrollador habitual. Estamos por decir incluso que en aquellos instantes de posible actuación en sentido conservador de la voz, habremos escuchado el mejor Plácido Domingo hasta el momento, con toda su atención centrada en la perfección del fraseo, en la demostración de un gran estilo que en la actualidad tan sólo deberá compartir ya con un Bergonz¡. Perfección estilística por lo tanto, sin perjuicio de arrollar también a su hora a los ansiosos de la pura «facultad», entonces con su potencia asombrosa y su coetánea belleza de la voz.

Es pues, en estas condiciones y bajo estas premisas que el dúo del tercer acto – Caballé-Domingo – alcanzó niveles de la máxima trascendencia y el subsiguiente éxito apoteósico.

Con Corneíl Mac Neil ocurrió el fenómeno arriba apuntado, o sea una primera salida ligeramente alarmante, en relación con lo que cabía esperar de un barítono que hace tan sólo un par de años persistía en un puesto netamente estelar. La alarma parecía- proceder de la región de los agudos, seguros pero afectados ya de la característica vibración de la decadencia, en este sentido imparable ya. Pero todo pareció entrar en un cauce favorable a partir del tercer acto, para volver por sus fueros de gran estrella en su gran escena del siguiente. Es curioso considerar cómo con tanta facilidad puede el público pasar de la frialdad, casi el siseo, al entusiasmo más desenfrenado.

Gran impresión produjo la in tervención de Linda Chookasian en el episódico pero importante papel de Ulrica. Es hartamente una cantante de primerísima fila, de muy bella voz y gran escueíla, seguramente muy experimentada en estas lides.

Hay que citar en forma a Trinidad Paniagua que tenía encomendada la defensa del delicado papel de Oscar y que realizó con total solvencia, frente a la amenazadora dimensión de sus oponentes. Tiene bella voz y aún mejor escuela que le permite moverse con mucha soltura en cierta región de los agudos, con los que alcanza notable proyección. Una intervención que debe anotarse nuestra cantante como un neto éxito para su carrera. Enrique Serra tenía una breve ¡intervención en el segundo acto, pero creemos que no pasó desapercibida para ninguno de los verdaderos entendidos. Y finalmente, la importante y también destacada intervención de la consabida pareja que integran los delicados papeles de Samuel y Tom, muy bien interpretada por Carlo del Bosco y Juan Pons.

Dirección de orquesta de gran eficacia en los referidos momentos culminantes de la ópera a cargo de Adolfo Camozzo y buena actuación, muy sólida de los coros. Participación episódica del cuerpo de baile sin papel especial para destacarse en calidad solística. — SOLIUS

 ——————————- 

Coincideixo molt amb el cronista. La Caballé està realment en forma. La veu sona poderosa i segura en tots el registres, sorprenentment brillant i valenta en els aguts, sense abusar de pianos, i amb un cant legato suportat sobre un fiato inesgotable. En la primera aria “Ecco l’orrido campo” està sorprenentment spinto però absolutament atenta a tots el matissos, i en la segona aria, “Morrò, ma prima in grazia”, amb un temps impossible de lent, fa una demostració de fiato espectacular que acaba amb l’enfolliment absolut del públic. Una gran nit.

Sentim a Montserrat Caballe en “Ecco l’orrido campo” de les mateixes funcions del Liceu de l’any 1973.

Domingo és un Riccardo d’una noblesa en el cant extraordinària. Domina l’estil verdià de manera absoluta. La part es llarga i exigent, i potser més adequada per a un tenor líric amb cert empenta (com poden ser Pavarotti o Carreras) que no pas per a una veu de més spinto i volumen com la del madrileny. Acarona les frases amb un gust exquisit, i es mostra segur en els aguts, atacats amb totes les proteccions del món. La seva caracterització del personatge està viva i la seva lectura és, com diu el cronista, de les millors que es poden sentir (ja ho diu Fernando Fraga al seu llibre de Verdi en referència a aquest paper: Domingo, Carreras i Pavarotti són els tres mosqueters i Bergonzi és D’Artagnan).

Sentim a Plàcido Domingo en “Forse la soglia attinse” des del Covent Garden londinenc al 1975.

 

Absolutament d’acord amb el cronista pel que fa a MacNeil. La veu del nord-americà és la d’un superdotat: amplia, voluminosa, plena en tots el registres. Però el pas dels anys es noten molt en un vibrato molt descontrolat a l’inici de la funció, que va minvant fins a fer-se suportable. Per altra part, MacNeil mai va ser un cantant refinadíssim, i de vegades el que guanya per la seva imponent veu el perd per un cant planer i fins i tot vulgar. De totes maneres, el cantant té personalitat i aconsegueix moments molt intensos en tota l’escena al palau de Renato (aria i escena dels conspiradors).

Notable la Ulrica de Lili Chookasian, amb una veu de molta presència i homogènia, i també destacable l’Oscar de Trinidad Paniagua, perfecta de veu i estil. Interessants la presència de cantants de la casa en els papers secundaris: Enric Serra i Joan Pons (no com ara que es contracten cantants estrangers per a fer dos línies).

Discreta l’orquestra del Liceu sota la direcció del mestre Adolfo Camozzo, que aconsegueix que tot quadri més o menys bé, amb una bona actuació del cor. El so dona molta presència a les veus i és bastant acceptable.

Disfruteu-la.

Giuseppe Verdi – Un ballo in maschera (CDs)

Riccardo……………Plácido Domingo

Amelia…………….Montserrat Caballé

Renato……………Cornell MAcNeil

Ulrica……………Lili Chookasian

Óscar…………..Trinidad Paniagua

Samuel………….Carlo del Bosco

Tom…………….Joan Pons

Silvano…………..Enric Serra

Orquestra Simfònica i Cor del Gran Teatre del Liceu – Adolfo Camozzo

Gener de 1973

—————————

Enllaços relacionats:

https://rodiazsa.wordpress.com/2009/11/09/montserrat-caballe-al-liceu-aida-de-giuseppe-verdi-29-12-1973/

https://rodiazsa.wordpress.com/2009/09/30/montserrat-caballe-al-liceu-la-traviata-de-giuseppe-verdi-6-12-1973/

https://rodiazsa.wordpress.com/2009/08/14/montserrat-caballe-al-liceu-maria-stuarda-de-gaetano-donizetti-gener-de-1979/

https://rodiazsa.wordpress.com/2009/05/18/montserrat-caballe-al-liceu-i-vespri-siciliani-de-giuseppe-verdi-28-12-1974/

https://rodiazsa.wordpress.com/2009/05/09/montserrat-caballe-al-liceu-luisa-miller-de-giuseppe-verdi-10-01-1972/

https://rodiazsa.wordpress.com/2009/10/16/monserrat-caballe-al-liceu-norma-de-vincenzo-bellini-11011970/

https://rodiazsa.wordpress.com/2009/11/28/montserrat-caballe-al-liceu-%e2%80%93-la-forza-del-destino-de-giuseppe-verdi-28-01-1979/

https://rodiazsa.wordpress.com/2009/12/31/montserrat-caballe-al-liceu-roberto-devereux-de-gaetano-donizetti-noviembre-de-1968/

https://rodiazsa.wordpress.com/2010/01/25/montserrat-caballe-al-liceu-lucrecia-borgia-de-gaetano-donizetti-desembre-de-1970/

https://rodiazsa.wordpress.com/2010/02/16/montserrat-caballe-al-liceu-tosca-de-giacomo-puccini-21-11-1976/

Advertisements

3 Respostes to “Montserrat Caballé al Liceu: Un ballo in maschera de Giuseppe Verdi (gener de 1973)”


  1. […] suposaven una altra aparició conjunta al Liceu de Caballé i Domingo, després dels triomfals Ballo, Aida i Vespri. La desgràcia és que van ser les últimes funcions que van cantar junts, mai més […]


Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s

%d bloggers like this: