El Rigoletto de Plácido. Qué gran error.

25 Octubre 2010

No os podéis imaginar lo mal que me sabe tener que escribir estas líneas, después de ver la retransmisión en directo del Rigoletto en Mantua decidí dejar reposar las sensaciones vividas, porque algunas reacciones en caliente no son buenas.

Siempre he defendido a Plácido a capa y espada, como dominguista o dominguero incondicional que soy, pero su Rigoletto no tiene defensa posible. Quizás haya sido el error más grande de toda su carrera.

Cuando hablamos del Simon Boccanegra ya os dije que no me había gustado su prestación, sobretodo en base a que por mucho que se esfuerce, la voz de Domingo es de tenor y, aunque densa y con unos graves seguros, sonaba a tenor. Pero es que con Rigoletto, un papel dificilísimo para barítono y que muchos de ellos no se atreven a interpretar, el tenor se ha atragantado del todo.

En primer lugar me gustaría hablar de la producción en general. Se ha de alabar que en estos tiempos de crisis se invierta tantos recursos y esfuerzos en una producción operística. A parte del alarde técnico de representar la obra en tiempo real y en diferentes escenarios, con la orquesta en otro lugar, la he encontrado muy convencional, poca imaginativa y los escenarios poco adecuados, sobretodo la casa de Rigoletto (en la segunda escena del primer acto) y la guarida de Sparafucile (tercer acto) demasiado lujosos e iluminados. La dirección de actores la he encontrado también bastante floja, muy estática (con excepciones de las muecas y gesticulaciones del tenor, la maestría de Raimondi, y algunos momentos del maestro).

Pero vayamos al grano.

El Rigoletto de Domingo no es Rigoletto. No hay discusión posible: ni por vocalidad ni por interpretación. Empezando por la apariencia, mejor vestido que los nobles, muy repeinado y muy poco caracterizado (totalmente en contra de lo que indica Verdi). Ya se sabe que Domingo es coqueto, pero cuando uno interpreta a un jorobado que es un bufón al menos hay que parecerlo. Ni una mueca, ni el mínimo tono de ironía o sarcasmo en las frases que lanza a los cortesanos. Mejora en los momentos más reflexivos y graves (como el encuentro con Sparafucile) y la escena final, pero a mí no me ha acabado de convencer. Vocalmente ha sufrido muchísimo. En todos sus grandes momentos han aparecido debilidades, algunas fragrantes, sobretodo en la respiración. Y es que a pesar del buen fraseo en ciertos momentos (“Pari siamo”, “Veglia, o donna” y “Piangi fanciulla”) la voz sonó envejecida y mate; y no hablemos ya de la gran aria del segundo acto “Cortigiani” que le supuso al cantante un auténtico vía crucis, al igual que otros momentos di forza, como el “Si vendetta” donde verlo emitir las notas te hacia sufrir más que el pathos del momento (eso sí, ejecutó un sufridísimo la bemol como puntatura en el final del segundo acto y el sol en “Cortigiani”: genio y figura hasta la sepultura).

“Quel vecchio maledivami”-)-“Figlia!-Mio Padre!”

El resto del reparto tampoco ha sido para echar cohetes. El Duca de Vittorio Grigolo me pareció muy poco consistente vocalmente e interpretativamente nada fuera de lo convencional. La mayoría del tiempo cantó sin el menor asomo de adecuación al estilo, que se acercaba más al de un cantante en el Festival de San Remo, eso sí, intentó hacer muchas cosas con las dinámicas (buenas intenciones las hubo) pero no cuajaron. Su mejor momento fue el dúo con Gilda, donde sí encontró una desinhibición en el canto y la interpretación justa, impresión quizás amplificada por la sosería absoluta de la Novikova, pero el resto del tiempo abundaron las arbitrariedades, los cambios de color y una respiración totalmente descontrolada (jadeante).

“Cortigiani vil razza”-“Tutte le feste”-“Sì! Vendetta”

La Gilda de la Novikova quizás fuera la más ajustada vocalmente, pero también absolutamente convencional en lo vocal (por no decir vulgar) y totalmente nula en lo interpretativo. Hace la Novikova una Gilda que vive alucinada en Wonderland, ni un mínimo gesto, inflexión o evolución del personaje (igual da el enamoramiento, el desengaño o el sacrificio). Encefalograma plano.

Ruggero Raimondi, aunque vocalmente está más que acabado, fue el único que consiguió interpretar al personaje. En el dúo del primer acto dijo cada frase con absoluta intención y mordiente, y en el tercer acto robó absolutamente la escena a todos los demás. Vocalmente no da más de sí, se limitó a declamar con autoridad, y el fa grave que cierra su dúo con Rigoletto fue un auténtico eructo. Poca cosa decir de la Magdalena de la Surguladze, vocal y físicamente sana, pero de dicción y emisión alejadísimas de la ópera italiana.

Me gustó la dirección de Mehta, que consiguió que no se descuadrara la cosa, a pesar de no ver directamente con los cantantes (¿cuántos ensayos habrán hecho?). Sonó la orquesta empastada y con color homogéneo, los tempos fueron adecuados (a los cantantes, claro), ejerciendo el director indio más de eficiente concertador de teatro de ópera (a la antigua) que de divo de la batuta (que lo es).

Después de verla en directo y volverla a contemplar en frío a uno no le queda más que preguntarse qué es lo qué pretendía ganar o qué recompensa esperaba obtener Domingo con este montaje. Está claro que más fama de la que ya tiene no. La verdad es que en este Rigoletto hemos visto a un cantante viejo y pasando un mal rato, sufriendo, desfondado y con la voz gastada. ¡Qué gran error!

Giuseppe Verdi – Rigoletto

Placido Domingo – Rigoletto

Vittorio Grigolo – Duca

Julia Novikova – Gilda

Ruggero Raimondi – Sparafucile

Nino Surguladze – Magdalena

Gianfranco Montresor – Monterone

Giorgio Caoduro – Marullo

Leonardo Cortellazzi – Borsa Matteo

Giorgio Gatti – Conte di Ceprano

Kassandra Dimopoulou – Contessa di Ceprano

Orchestra Sinfonica Nazionale della RAI-Zubin Mehta

VIDEO

ACTO I – 001 – – 002 – – 003

ACTO II – 001 – – 002

ACTO III – 001 – – 002

Anuncis

Una resposta to “El Rigoletto de Plácido. Qué gran error.”

  1. Joaquim Says:

    Ja ho pots ben dir, un error garrafal, però Domingo és Domingo i qui dies passa, anys empeny i caixa cobri.


Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s

%d bloggers like this: