Archive for the 'Baker' Category

El programa de la segunda de Mahler

6 Novembre 2011

La segunda sinfonía de Mahler es una de las obras más estimulantes del repertorio. Monumental, poética, compleja, dramática,….., tiene de todo, pero nadie mejor que Mahler para explicarla. El compositor dejó dos programas que explican el devenir de los acontecimientos que quiere expresar en su música.

La sinfonía nació a partir de Totenfeier (Ritos fúnebres), un poema sinfónico en un movimiento basado en el drama poético Dziady del poeta polaco Adam Mickiewicz, que Mahler terminó en 1888.

Cuando ya comenzaba a adquirir prestigio y estima como director de orquesta, presentó su obra al entonces eminente director Hans von Bülow, que tuvo una reacción sumamente desfavorable y la consideró antimusical. Profundamente desanimado no abandonó su obra y posteriormente la retomó agregandole tres movimentos más a fines de 1893 – eran los cuatro primeros de la sinfonía que conocemos. Dejó la obra por un tiempo, sintiendo que necesitaba un final.

En 1894, Hans von Bülow murió, y en el funeral Mahler oyó una musicalización de la oda Aufersteh’n (Resurrección) del poeta alemán Friedrich Gottlieb Klopstock. Aquello fue una revelación, y decidió terminar su obra con su propia musicalización de dicho poema, al que efectuó algunas modificaciones.

Mahler diseñó un programa narrativo para la obra que reveló a varias de sus amistades. Sin embargo, no aprobó su difusión pública, aunque en la actualidad siempre se divulga en los programas de concierto.

La sinfonía fue concluida en diciembre de 1894 y tiene una duración aproximada de entre 75 a 86 minutos. La obra emplea la más extensa orquestación imaginada hasta entonces en los terrenos de la sinfonía:

4 flautas, 4 oboes; 5 clarinetes y 4 fagotes e incluyendo entre ellos: píccolo, corno inglés, clarinete bajo y contrafagot; 10 cornos, 6 trompetas; 4 trombones; tuba baja; órgano; 2 arpas; 3 pares de timbales; percusión nutrida y cuerdas, más soprano y contralto solistas y coro mixto.

La sinfonía consta de los siguientes movimientos:

  • Totenfeier. Ritos Fúnebres-Allegro Maestoso. Mit Durchaus ernstem und feierlichem Ausdruck.
  • Andante moderato. Sehr gemachlich.
  • In ruhig fliessender Bewegung (Con un movimiento tranquilamente fluyente)
  • Sehr feierlich, aber Schlicht. “Urlicht”, Texto de Gustav Mahler
  • Im Tempo des Scherzos. Wild herausfahrend. “Auferstehung”, Texto de Gottlieb Friedrich Klopstock.

Mahler diseñó un programa narrativo para la obra que reveló a varias de sus amistades. Sin embargo, no aprobó su difusión pública, aunque en la actualidad siempre se divulga en los programas de concierto.

El primero se encuentra en una carta dirigida a su amigo Max Marschalk:

“He llamado al primer movimiento, Totenfeier y por si usted está interesado, le diré que es al héroe de mi Primera Sinfonía a quien estoy llevando a su tumba y cuya vida imagino que puedo ver reflejada en un espejo desde un punto de vista superior. Al mismo tiempo está la gran pregunta, ¿porqué vivimos? ¿por qué sufrimos? ¿no será todo una gran y terrible broma? Debemos contestar estas preguntas si deseamos seguir viviendo, ¡inclusive si deseamos seguir muriendo! El hombre en cuya vida esta llamada ha resonado, debe dar una respuesta pues y yo la doy en el último movimiento. El segundo y tercer movimientos fueron concebidos como interludios. El segundo, ¡un recuerdo! Un rayo de sol, claro y pleno de vida de este héroe. Estoy seguro de que a Ud. le habrá ocurrido esto mientras estaba llevando a alguien hacia su tumba, alguien muy cercano a su corazón; tal vez en el camino de retorno apareció repentinamente la imagen de un momento de felicidad ocurrido hace tiempo, el que eleva su alma y al que ninguna sombra puede amenazar. Uno casi olvida lo que ha ocurrido… Ese es el segundo movimiento. Pero cuando Ud. despierta de este sueño melancólico y debe retornar a la confusión de la vida puede ocurrir que la agitación incesante, el torbellino sin sentido de la existencia, le parezca irreal cual figuras que danzan en un salón de baile brillantemente iluminado; usted los contempla desde la oscuridad y desde tal distancia !que no puede oír la música! Así la vida parece sin sentido, una terrible pesadilla de la que usted se despierta con un grito de horror. Ese es el tercer movimiento. Lo que sigue es claro para usted”.

El segundo programa fue dado verbalmente a su gran amiga Natalie Bauer-Lechner y a su discípulo Bruno Walter y dice:

“El primer movimiento retrata la lucha titánica contra la vida y el destino que enfrenta un superhombre quien es, todavía, prisionero del mundo, sus interminables y constantes derrotas y finalmente, su muerte. El segundo y tercer movimientos son episodios de la vida del héroe caído. El Andante nos habla de su amor. Lo que he expresado en el Scherzo puede sólo ser descripto visualmente. En Urlicht se exponen las preguntas y la lucha del alma humana por Dios, así como su propia existencia y naturaleza divina. Mientras los tres primeros movimientos son narrativos el último es totalmente dramático: Aquí todo es movimiento y acontecer. Empieza con el mismo terrible grito de muerte con que concluye el Scherzo. Y ahora, después de estas amenazantes preguntas viene la respuesta: el día del Juicio Final: un tremendo temblor golpea la tierra. El clímax de este terrible acontecimiento es acompañado por redobles de tambores. Entonces se oye la última trompeta: las tumbas se abren, todas las criaturas emergen de ellas, gimiendo y temblando. Luego marchan en enormes procesiones: ricos y pobres, reyes y aldeanos, toda la Iglesia con sus obispos y papas. Y todos sienten igual temor, todos gritan y lloran de la misma manera pues a los ojos de Dios no hay hombres justos. Como desde el otro mundo, la última trompeta vuelve a sonar. Finalmente después de que se han levantado de sus tumbas y la tierra queda silenciosa y desierta, se oyen sólo el sonar del pájaro de la muerte, hasta que él mismo muere. Lo que sucede ahora está lejos de ser imaginado: no hay juicio divino, ni bendecidos ni condenados, no el Bien y el Mal. Todo ha cesado de existir. Suaves, simples las palabras inundan el aire: ‘Levántate, sí levántate, polvo mío, el descanso ha concluído’. Aquí las propias palabras son suficientes como comentario y no agregaré una sola sílaba, pero el gran crescendo que se inicia en este punto es tan tremendo e inimaginable que yo mismo no se como lo he logrado”.

Aquí os dejo el maravilloso cuarto movimiento “Urlicht” con la gran Janet Baker dirigida por Leonard Bernstein y acompañada por la London Symphony. El texto lo podéis encontrar traducido en el siguiente link (Kareol).

A pesar de esto, cada uno tiene la libertad de no ceñirse a estos programas y sentir la música y dejarse llevar por las sensaciones y sentimientos que seguro
que vais a experimentar con esta sublime obra.

Os dejo una muy notable versión de Vaclav Neumann, uno de mis mahlerianos favoritos, cuya integral con la Filarmónica Checa es casi de culto por la gran calidad de las interpretaciones y por lo difícil que resulta encontrarla en las tiendas, no así en internet, editada por la discográfica checa Supraphon.

La grabación no es la de estudio, sino de la radio francesa, donde la Orquesta Nacional de Francia responde con un sonido compacto y muy ajustado a la analítica lectura de Neumann, siempre tendiendo a diseccionar cada una de las secciones, pero consiguiendo transcender esa casi obsesiva atención al detalle con un cohesión en la lectura que impide que nos quedemos con un mero ejercicio de gimnasia orquestal, sino con la emotividad intrínseca de la obra.  El coro es el de Radio France, y las voces, excelentes por cuerpo y musicalidad de la contralto Daphné Evangelatos y la soprano Gabriela Benackova.

Gustav Mahler-Sinfonia nr 2. “Resurrección” (link de descarga)

Gabriela Benackova (soprano)

Daphné Evangelatos(contralto)

Corio de Radio France

Orquesta Nacional de Francia-Vaclav Neumann.

DUES VERSIONS DELS CAPULETI

8 Octubre 2009

bellini-cappulett

Des de que aquesta òpera va tenir unes triomfals funcions al Teatre alla Scala als anys seixanta amb la Scotto i Aragall com Julieta i Romeo, amb el Tebaldo de Luciano Pavarotti i la direcció del mestre Abbado, aquesta òpera ha tingut una revifada  notable que ha anat acompanyada per una sèrie de gravacions totes elles notables.

La primera gravació en estudi important és una de les que us presento, de l’any 1975 protagonitzada per un trio de cantants també de luxe: Beverly Sills. Janet Baker i Nicolai Gedda. Després vindria una altra de l’EMI gravada en les funcions del Covent Garden amb el gran duo format per la Gruberova i la Baltsa i dirigides primorosament pel Riccardo Muti. Més tard vindria el notable trio Mei-Kasarova-Vargas, i aquest any l’edició de DG dels concerts a Viena protagonitzats pel duo de dives actuals Anna Netrebko i Elina Garanca (que és l’altra versió que us comento).

Els Capuleti de Bellini  és una tragèdia lírica en dos actes amb llibret de Felice Romani que ens narra la història de Romeu i Julieta sense passar per Shakespeare, ja que en aquella època (es va estrenar al 1830) moltes de les obres de l’anglès encara no havien arribat a Itàlia. Per això, es creu que Romani es va basar directament en les fonts originals del segle XVI  (les mateixes que va fer servir Shakespeare).

Les dues versions són notables.

Les Julietes de la Sills i de la Netrebko són vocalment oposades. Mentre la Sills era una soprano lleugera especialista en aquest repertori, la Netrebko és una lírica ample que insisteix en fer-ho. Les dues estan força bé, amb una concepció del personatge allunyada de la típica bleda, donant-li maduresa al personatge i aconseguint una caracterització completa. Vocalment la Sills té la veu perfecta pel personatge però ja començava a estar una mica madureta, el que es tradueix amb alguns sons una mica dubtosos, això sí, el cant és excel·lent, amb un fraseig i un cant legato de manual. Per la seva part, la Netrebko posa a disposició del personatge la seva magnífica veu, avellutada i carnal, amb aquell color ombrívol però irresistiblement bell. El seu cant, per contra, no es tan ortodox, amb respiracions estranyes (que de vegades tallen el frasseig) i amb atacs a les notes agudes extremadament prudents que produeixen trencaments en la línia i en la fluïdesa del cant.

Si les Julietes eren notables i de vocalitat diferènciada, els Romeos són excel·lents.

Tant el Romeo de la Baker com el de la Garanca són una delícia per a l’oïda. Per una part les dues canten un Romeo d’una empenta juvenil irresistible, romàntics, guerrers i apassionats. La Baker emet el seu cant amb una facilitat sorprenent, fluint amb la naturalitat del que està parlant, amb una interpretació del personatge dramàticament i vocalment completes. La Garanca també aconsegueix una interpretació dramàticament excel·lent, si bé el cant no té la naturalitat de la seva il·lustre predecessora, ara, la veu és irresistiblement bella i sobrada de facultats.

Per últim, entre el Tebaldo de Nicolai Gedda i el del maltès Joseph Calleja en quedo sense cap mena de dubte amb el del tenor suec, que si bé també ja està bastant granadet, s’imposa perquè presenta un cant molt més natural i valent, amb una solidesa tècnica i d’estil fora de l’abast de l’estranya tècnica i veu aflautada del jove tenor.

Pel que fa a la direcció, les dues són complementàries partint del mateix principi: impuls dramàtic. Ara bé, la de Patanè és més brusca i vibrant, mentre que la de Luisi és més estilista i matisada.

front cover

Vincenzo Bellini – I CAPULETI E I MONTECCHI (CD01, CD02)

Beverly Sills – Julieta

Janet Baker – Romeu

Nicolai Gedda – Tebaldo

Raimund Herincx – Lorenzo

Robert Lloyd – Cappelio

New Philharmonia Orchestra – Giuseppe Patanè

Vincenzo Bellini – I CAPULETI E I MONTECCHI (CD01, CD02)

Anna Netrebko – Julieta

Elina Garanca – Romeu

Joseph Calleja – Tebaldo

Robert Gleadow – Lorenzo

Tiziano Bracci – Cappelio

Wiener Symphoniker – Fabio Luisi