Archive for the 'Bartoli' Category

El Stabat Mater de Rossini

3 Octubre 2010

Quan al 1831 un ric mecenes va convidar a Rossini a composar un Stabat Mater, el compositor estava en un moment personal magnífic. Desitjava crear una peça que rivalitzés amb l’enormement popular de Pergolesi, accedint a la composició si aquesta només s’utilitzava per a us privat.

Una vegada establertes les parts principals del text, un poema del segle XIII basat en la vetlla de la Verge davant del seu fill crucificat, Rossini va sofrir un fort atac de lumbalgia. Les parts que faltaven (nos. 2 i 4), van ser encarregades al seu compatriota i col·lega Giovanni Tadolini, i l’obra va ser completament atribuïda a Rossini.

Anys més tard, no obstant, va descobrir que el manuscrit havia sigut venut a un editor, trencant-se l’acord inicial, i quedant tacada, probablement la seva reputació.

Rossini va recuperar ràpidament la partitura i, desprès d’eliminar les parts de Tadolini, es va proposar acabar la peça. El Stabat Mater resultant es va estrenar a Paris el 1842, i dos mesos després a Bolonia triomfalment dirigit per Gaetano Donizetti.

La serena versió de Myung-Whun Chung amb una gloriosa Wiener Philharmoniker està al servei de la solemnitat i l’innata teatralitat de l’obra, però transmet al mateix temps una especial i introvertida lluentor.

El conjunt d’intèrprets és de primer ordre: veus adequades estilísticament i amb personalitat que es corresponen amb la lectura del director. Destaca la sentida interpretació de la Bartoli de la cavatina “Fac, ut portem”, realment conmovedora, i també la gran intensitat expressiva del cor. Des de l’inici, fosc i dramàtic, fins a la fuga del poderòs “Amen”, la gravació és sensible i plena de potència, bellesa i dignitat. Disfruteu-la.

“Fac, ut portem” per Cecilia Bartoli. Abril de 1990. Dirigeix Salvatore Accardo.

Gioacchino Rossini-Stabat Mater (CD)

Luba Orgonasova, soprano

Cecilia Bartoli, mezzo

Raúl Gimenez, tenor

Roberto Scandiuzzi, bajo

Konzertvereinigung Wiener Staatsopernchor

Wiener Philharmoniker

Myung-Wung Chung

Descubriendo a Porpora con Karina Gauvin

9 gener 2010

La canadiense Karina Gauvin es una soprano que se ha abierto paso en el mundo de la lírica con sus interpretaciones de papeles barrocos, sobre todo desde que Alan Curtis y su Complesso Barroco la ficharan para sus registros. Con ellos, Gauvin ha grabado, por lo menos que yo conozca las óperas de Haendel Tolomeo, Alcina, Ezio y Agrippina. Además, también ha protagonizado la grabación del Tito Manlio de Vivaldi con Ottavio Dantone y su Accademia Bizantina.

Estamos pues, sin duda, ante toda una especialista del repertorio barroco, y aquí nos presenta en su último recital en solitario un grupo de arias del compositor napolitano Nicola Porpora (1686-1768)

Porpora fue un compositor y maestro de canto contemporáneo de Bach y Haendel. Con este último compitió en celebridad como compositor de ópera en Londres. Compuso una cincuentena de óperas, que en su mayor parte están totalmente olvidadas, pero su relevancia en la actualidad se debe a que fue un excelente maestro de canto, contando entre ellos a tres de los castrados más célebres de las historia: Caffarelli, Senesino y Farinelli. Para ellos compuso cantatas y óperas, con arias tremebundas por las dificultades que entrañan.

El interés que, desde que se estrenó la película Farinelli (1994), ha ido creciendo entorno al mundo de los castrados, y que en el 2009 ha tenido un punto álgido con el Sacrificium de la Bartoli y otros discos como el de Jaurossky, nos ha permitido ir recuperando y apreciando, aunque sea a través de arias, la obra de Porpora.

Pues bien, la Gauvin contribuye al revival Porpora con este, a mi parecer, excelente disco.

La Gauvin posee una voz con un timbre considerablemente bello, no es una voz pequeña y acerada (a lo Kirkby o Battle) sino que es cremosa y bastante cálida. La técnica de canto es sólida, en lo que se refiere a virtuosismo, mientras que su canto es variado y sus interpretaciones tienen gancho y hacen que tengas ganas de escucharla más (no como la Kozena que parece que siempre cante lo mismo, aburriéndome soberanamente).

La acompañan Alan Curtis y su Complesso con toda la garantía de los que saben lo que hacen.

Como muestra os dejo una pequeña maldad: Gauvin vs. Bartoli en una pieza, “Nobil onda” que comparten en sus discos.

Karina Gauvin – Porpora Arias (Parte1, Parte 2)

01. Adelaïde – Nobil onda

02. Adelaïde – Non sempre invendicata

03. Ezio – Recitativo di Fulvia: Misera, dove son?

04. Ezio – Non son io che parlo

05. Polifemo – Aci, amato mio bene

06. Polifemo – Smanie

07. Imeneo – Mi chiederesti meno

08. Angelica – Mentre rendo a te la vita

09. Arianna – Ouverture-

10. Arianna – Ahi che langue

11. Arianna –  Il tuo dolce mormorio

12. Arianna – Misera, e che farò?

13. Arianna – Misera sventurata

14. Arianna – Si caro ti consola

Il Complesso Barocco – Alan Curtis

BARTOLI. Sacrificarse por el arte

23 Novembre 2009

Para empezar a entender que es lo que nos ofrece la superestrella romana os dejo este primer extracto del disco. Se trata de la frenética aria de la ópera Berenice de Francesco Araia “Cadrò, ma qual si mira”

Explica la Bartoli que cada año se castraban a más de 4000 niños para educarlos y convertirlos en potenciales divos absolutos del canto, en primohuomos de los teatros de ópera de la Europa del barroco. Efectivamente era un sacrificio tremendo para los preadolescentes, pero era un sacrificio la mayoría de las veces provocados por la ambición de sus padres, la mayoría gentes humildes, con la esperanza de que el joven cantante se convirtiera en una figura del canto y sacara a la familia de la pobreza.

Y es que los famosos castrados de la época (Farinelli, Caffarelli, Carestini, Senesino ….) eran los auténticos amos absolutos de la lírica, en equivalencia a las superestrellas del POP. Los compositores componían óperas pensando en sus voces, incluso arias sueltas para que ellos las cantaran a su antojo en la obra que les diera la gana (las famosas arias de baúl), cobraban sumas escandalosas de dinero, y eran auténticos ídolos entre las mujeres que se rendían a sus pies empujadas por lo sobrenatural de su arte y por la gran ventaja de poder mantener relaciones sexuales sin peligro de embarazos comprometedores.

Escuchemos a la Bartoli explicando sus motivaciones y apreciaciones sobre el nuevo album.

Lo cierto es que la Bartoli ha conseguido con este disco remontar el vuelo después de sus dos últimos trabajos, el poco satisfactorio Maria (dedicado a la Malibran), y su realmente pobre versión de La Sonnambula (de juzgado de guardia, en la que hasta Flórez está por debajo de lo que es habitual en él).

El album recoge una colección realmente interesante, por lo inusual, de piezas escritas para los castrati, recuperando obras de Porpora, Caldara o Graun, que para mi eran inéditas, y a las que la Bartoli les quita el polvo para presentarnoslas de manera brillante.

La Bartoli nos deja constancia de que todavía posee unas condiciones vocales más que notables, destacando sobretodo en las piezas más reposadas y elegíacas, donde el canto flota de manera extraordinariamente evocadora apoyado en un fiato y un legato magistral. En las arias de bravura sorprende por la variedad y originalidad de sus variaciones, en fragmentos de dificultad extrema (según ella lo más difícil que ha cantado nunca) si bien su famosa “metralleta”, aquí más hiperactiva que nunca, cada vez está más engolada, a veces rallana al ladrido.

Os dejo dos fragmentos más para que los escuchéis

Broschi (el hermano de Farinelli) – Son Qual Nave Ch´agitata

Porpora – Parto, ti lascio, o cara

La calidad del disco es del todo innegable, y ya se ha convertido en todo un fenómeno de ventas (llegando a los primeros puestos de las listas de toda Europa), lo que demuestra el gran carisma y tirón de la mezzo romana, a la que acompañan el maravilloso Il Giardino Armonico, con el que ya grabara allá por el año 2000 el ya legendario recital Viva Vivaldi!, todo un hito de la discografia.

Cecilia Bartoli – Sacrificium – (CD01, CD02)

Disco 1

01-NICOLA PORPORA: Come nave in mezzo all’onde-Siface (Milan, 1725)

02-ANTONIO CALDARA: Profezie, di me diceste-Sedecia (Vienna, 1732)

03-FRANCESCO ARAIA: Cadrò, ma qual si mira-Berenice (Venice, 1734)

04-CARL HEINRICH GRAUN: Misero pargoletto-Demofoonte (Berlin, 1746)

05-NICOLA PORPORA: Usignolo sventurato-Siface (Milan, 1725)

06-NICOLA PORPORA: Parto, ti lascio, o cara-Germanico in Germania (Rome, 1732)

07-NICOLA PORPORA: In braccio a mille furie-Semiramide riconosciuta (Venice, 1729)

08-LEONARDO LEO: Qual farfalla-Zenobia in Palmira (Naples, 1725)

09-NICOLA PORPORA: Nobil onda-Adelaide (Rome, 1723)

10-CARL HEINRICH GRAUN: Deh, tu bel Dio d’amore … Ov’è il mio bene?-Adriano in Siria (Berlin, 1746)

11-LEONARDO VINCI: Chi temea Giove regnante-Farnace (Rome, 1724)

12-ANTONIO CALDARA: Quel buon pastor son io-La morte d’Abel figura di quella del nostro Redentore (Vienna, 1732)

Disco 2

01-BROSCHI: Son qual nave

02-HANDEL: Ombra mai fu

03-GIACOMELLI: Sposa, non mi conosci

 

PD. La carátula del disco es uno de los engendros más horteras y feos que he visto nunca.