Archive for the 'Catalani' Category

Gheorghiu i la Callas

29 Octubre 2011

Aquest disc és un despropòsit si volem intentar entendre que pretenia la Gheorghiu amb això de “Homage to Maria Callas”.

La Gheorghiu té per ella mateixa la suficient personalitat i empenta com per a no necessitar utilitzar a la Callas com reclam, i més tenint en compte que en aquest disc, de suposat homenatge a la diva grega, la majoria d’àries són de personatges que la mítica soprano mai va interpretar a l’escenari o no són els cabdals en la seva carrera.

Així trobem a faltar: Tosca, Norma, Leonora (Il trovatore), Lucia, Elvira (I  puritani), que són la punta de llança del corpus callasiano, a més d’altres personatges que la grega va abordar amb menys freqüència, o que només va gravar, però on ha esdevingut referencial: Lady Macbech, Abigail, Butterfly, Rossina, Sonnambula,…

Sí, és cert que totes les àries del disc van ser gravades per la grega alguna vegada, fins i tot el paper sencer, però de tots els papers que hi ha al disc, només la Imogene (Il Pirata), la Maddalena (Andrea Chenier), la Medea i la Violetta (Traviata), van ser freqüentades (i en totes deixan una emprenta excepcional) per la Divina. A aquesta llista només podriem afegir la Carmen, que la Callas mai va cantar sobre l’escenari, però de la que va deixar una antològica versió en disc.

Feta aquesta observació toca parlar del disc.

La Gheorghiu és la Gheorghiu, i això té moltes avantatges i alguns inconvenients.

Aquesta senyora sap cantar com els àngels i, el que és molt important, és molt expressiva. Altra cosa és quines coses li van bé i quines no. A part, continua mantenint la veu en bona forma, amb aquell color tan característic i carismàtic, aguts segurs i molt bon legato.

Tot i els bellíssims sons que sap extreure al seu cant, ni la Imogene de Il Pirata, ni la Dalila mereixen la nostra delectació per diferents motius. No està dotada pel bel-canto, ni la seva veu teu el registre greu suficient com per a donar-nos una Dalila tot el sensual que seria desitjable.

Serè dolent i farem comparacions. Comencem amb la Dalila.

Una mica el mateix passa amb la seva Medea (de cant pesat i una mica forçat), la Carmen (en la versió en estudi de fa ja una pila d’anys estava molt millor), i en el “Pleurez mes yeux” (amb un so greu artificiós i una interpretació massa ploramiques).

En la resta sí que sentim a la Gheorghiu en plena forma. M’ha sorprès molt la seva “mamma morta”, i l’he trobat inspiradíssima en La Wally i en l’Adriana Lecouvreur (algun dia us penjaré el vídeo de les funcions a Londres amb el Kaufmann, excel·lents els dos).

I el millor del disc, per a mi, Boheme, Faust i Traviata (que estrany, els papers que ella més sovinteja).

L’acompanyament de la Royal Philharmonic Orchestra dirigida pel rutinari Marco Armiliato és idem. El James Valenti participa breument donant-li la rèplica en el “Sempre libera”.

Angela Gheorghiu-Homage to Maria Callas (CD, Password: hartaopera.wordpress.com)

1. La Boheme – Donde lieta usci

2. Faust – Jewel Song: O Dieux! que de bijoux

3. Il Pirata – Col sorriso d’innocenza

4. I Pagliacci – Qual fiamma … Stridono lassù

5. Samson et Dalila – Mon coeur s’ouvre à ta voix

6. La Wally – Ebben? Ne andrò lontana

7. Carmen – Habanera: L’amour est un oiseau rebelle

8. Andrea Chenier – La mamma morta

9. Medea – Dei tuoi figli madre

10. Le Cid – De cet affreux … Pleurez mes yeux

11. Adriana Lecouvreur – Poveri fiori

12. La Traviata – È strano … Ah fors’è lui che l’anima

13. La Traviata – Follie! … Sempre libera

James Valenti – tenor

Royal Philharmonic Orchestra-Marco Armiliato

El arte de Leyla Gencer en estudio

13 Abril 2010

Esto sí que es una rareza. Leyla Gencer, una de las más grandes sopranos de la segunda mitad del siglo XX, lo fue a pesar de las casas discográficas, que la maltrataron voluntaria o involuntariamente. Su grandísimo legado como cantante todoterreno en el repertorio italiano y, sobretodo, en el belcantista se basa en las innumerables grabaciones piratas que de sus interpretaciones se han conservado.

Pero hablemos un poco de la cantante.

Nacida en Estambul el 10 de octubre de 1928, esta cantante turca fue discípula de Giannina Arangi-Lombardi, debutando en Ankara a los 22 años como, nada meno, que Santuzza, el mismo rol con el que debutó en la Arena Flegrea de Nápoles, en su presentación en Italia en el 1953. En 1957 ya era una cantante muy apreciada e interpretó en La Scala el papel de Madame Lidione en el estreno mundial de Dialogues de Carmélites de Francis Poulenc. Hasta su retirada en 1983 apareció en escenarios de toda Europa y Ámerica, pero su actividad se centró fundamentalmente en Italia. Murió en Milán en mayo de 2008.

A pesar de que la voz de la Gencer era de volumen limitado era capaz, gracias a su magnífica técnica, fuerte temperamento e inteligencia teatral, de asumir con éxito papeles tan dramáticos como Gioconda o Aida. Sus encarnaciones de los roles más ligeros, como Gilda o Amina, nos permiten comprobar lo mejor de su canto en cuanto a flexibilidad y dominio de los pianos y mezzavoces; pero la soprano encontró el mejor vehículo para demostrar sus dotes de cantante e interprete en el repertorio de drammatico d’agilittà, principalmente en las heroínas de Donizetti y del Verdi de juventud.

Así, son de referencia su trilogía Tudor (Anna Bolena, Maria Estuardo y Roberto Devereux), Lucrezia Borgia, Caterina Cornaro, Poliuto  o Belisario, o sus intervenciones en Macbeth, Attila, I due foscari o La Battaglia di Legnano.

El CD que os presento merece la pena atesorarlo ya que nos permite recuperar parte de su escasísimo trabajo en estudio, sin ruidos, siseos y ruidosas audiencias. Se trata de dos series de grabaciones para la RAI de Turín, una de 1956, con la dirección de Arturo Basile, donde se centra en papeles verdianos y la celebre “Ebben ne andrò lontana” de La Wally, con una Gencer en plenitud de facultades; y otra serie más tardía, de 1974 con Gavazzeni, dedicada a heroinas donizettianas.

En las páginas verdianas la soprano está siempre a gusto, con la voz en total plenitud de facultades y recursos técnicos. Quizás está más “truculenta”, en el sentido de amoldar la parte a sus extraordinarios recursos, en la escena del Nilo de Aida, donde me recuerda mucho a lo que después haría nuestra Montserrat Caballé con el papel. Es excelente su Leonora, con un legato de manual y unos recursos técnicos fabulosos (atención a los agudos perfectamente emitidos en la cadenza, y alos fabulosos trinos), y también impresiona en una apabullante lectura del “Pace, pace mio Dio”. Rara (por no haberla oído nunca antes en ninguna página de este papel) y a la vez reveladora su recreación del aria del tercer acto de La Traviata, que dejan con ganas de más Violetta (de la que yo no tengo constancia que exista ninguna grabación de la turca en el papel). Y bien defendida la página de La Wally, si bien para mi es la menos satisfactoria de las lecturas del disco, donde las sombras de La Divina y la Tebaldi son muy alargadas.

Os dejo la segunda aria de Leonora (Il Trovatore) en una versión para la RAI de finales de los 50.

El bloque de Donizetti es absolutamente referencial. La voz de la soprano ha sufrido ya un cierto desgaste (después de 24 años de carrera intensísima), pero continua sonando redonda, quizá un poco más acerada, pero nunca calante. Los ataques a los agudos son más bruscos, pero siempre perfectamente colocados, y el grave está cantado, nunca eructado.

La soprano sienta cátedra de como se ha de cantar belcanto, con un legato primoroso y una variedad expresiva en los recitativos y en el fraseo que otras divas actuales ya les gustaría si quiera intuir (véase Edita Gruberova). En la cabaletta “Quel sangue versato” demuestra que es una soprano dramatica de agilidad: empuje vocal en todos los registros, colaratura di forza, y fraseo controlado,variado y siempre expresivo. Con estas bazas no hacen falta sobreagudos.

Como muestra os dejo el aria de salida de Lucrezia tal y como la cantaba la Gencer en unas funciones del San Carlo de Nápoles en 1966.

Este es un recital absolutamente imprescindible para los amantes del belcanto con mayúsculas. Pura droga dura. Absténganse fanáticos del sobreagudo y los fuegos artificiales.

Leyla Gencer – Studio Recordings (Parte01, Parte02, Parte03)

1. Donizetti, Caterina Cornaro: “Torna all’ospite tetto…Vieni o tu, che ognor io chiamo”

2. Donizetti, Roberto Devereux: “E Sara, in questi orribili momenti…Quel sangue versato”

3. Donizetti, Maria Stuarda: “O nube che lieve”

4. Donizetti, Lucrezia Borgia: “Com’è bello”

5. Verdi, Il trovatore: “Timor di me?…D’amor sull’ali rosee”

6. Verdi, La forza del destino: “Pace, pace mio Dio”

7. Verdi, Aida: “(O patria mia)…O cieli azzurri”

8. Verdi, La traviata: “Addio del passato”

9. Catalani, La Wally: “Ebben ne andrò lontana”

Leyla Gencer, soprano

Orchestra Sinfonica di Torino della RAI

Gianandrea Gavazzeni (1-4, 1974) & Arturo Basile (5-9, 1956)